Componente 2

CARE busca en su trabajo a favor del desarrollo y la justicia social, promover la “igualdad de género” y los derechos y empoderamiento de las mujeres, en coherencia con el marco de su Política Internacional de Género (2009) y su Estrategia Programática Regional (2010), en las cuales se apunta a incrementar las oportunidades de las mujeres para acceder equitativamente a bienes, servicios y medios de producción, y ocupar espacios de toma de decisiones, que le permitan alzar la voz y mejorar su posición en la esfera económica, social y política.

CARE asume la igualdad y equidad desde un sentido de justicia, lo que significa contribuir a eliminar las barreras que obstaculizan las oportunidades económicas y sociopolíticas, así como el acceso a servicios básicos (educación, salud, entre otros). Por ello, promueve el empoderamiento de mujeres y niñas, y las relaciones equitativas con hombres y niños para transformar las desiguales relaciones de poder y las normas sociales discriminatorias por género, raciales y etarias.

CARE busca desarrollar y ampliar su enfoque de igualdad de género, tomando en cuenta elementos específicos del contexto en Guatemala, donde la diversidad étnico-cultural, atraviesa la realidad, posición y condición de una gran mayoría de mujeres indígenas. 

CARE busca junto con múltiples actores, principalmente de organizaciones de mujeres, jóvenes y pueblos indígenas y organizaciones de la sociedad civil, promover y lograr una mayor participación de las mujeres y mayor igualdad de género en todos los ámbitos del desarrollo. Esto implica apoyar tanto las agendas de las mujeres y sus organizaciones y redes, como la transversalización del enfoque de igualdad de género en las organizaciones mixtas y en las instituciones y políticas públicas.  CARE también trabaja con instituciones públicas y autoridades gubernamentales y de cooperación internacional, como un facilitador de procesos y diálogos, para impulsar la agenda de derechos integrales de las mujeres.